La planta de captura de CO2 ha sido construida por la empresa suiza Climeworks AG, con el apoyo de Microsoft. Cuenta con un total de ocho módulos de recolección de aire que a su vez cuentan con decenas de ventiladores para recoger el aire del entorno , filtrarlo y devolverlo a la atmósfera. Durante este proceso retiene el CO2 para mezclarlo con agua y posteriormente bombearlo bajo tierra. Con este proceso Climeworks dice que la planta Orca será capaz de retirar miles de toneladas al año.

Orca, con sus 4.000 toneladas anuales, representa el 40% del CO2 que se extra de la atmósfera al año utilizando este método. Eso sí, para poner esto en contexto, actualmente apenas hay un total de 15 plantas que utilizan un método similar. Según un reciente informe de este año, se van a necesitar más de 2.000 plantas de captura de CO2 como esta para tener un impacto en el cambio climático. Climeworks ya tiene planeado abrir otra planta en Noruega.

LEER MÁS