El mundo se desliza por una transición imparable para logar un planeta más sostenible: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 marcan la senda. Si organizaciones empresariales y gubernamentales ya destinan recursos y talento para lograrlo, el sector de las finanzas no podía ni debía quedarse atrás. Por este motivo, un total de 130 bancos en todo el mundo firmaron los Principios de Banca Responsable en 2019. Las finanzas del mañana se tiñen de verde para conseguir un planeta más sostenible.

Con la adhesión a estos Principios de Banca ResponsableResponsable, de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA (UNEP FI), las 130 entidades financieras se comprometían a alinear sus estrategias con los ODS y el Acuerdo Climático de París. Para lograrlo, fijaron 6 principios comunes que todos los firmantes debían implementar. Alineamiento con los ODS; impacto y fijación de objetivos; clientes; stakeholders; gobernanza y cultura; transparencia y sostenibilidad. El espíritu era claro: el sector financiero reforzaba su apoyo a la sociedad; estas eran las premisas para orientar ese esfuerzo.

Este compromiso global exige aunar estrategias de sostenibilidad en el día a día. En definitiva, el respeto por el planeta como eje vertebrador de las acciones de estas entidades. Este acuerdo supone una primera fase de medición de su impacto medioambiental y social, cuyos resultados ayudarán a definir los objetivos de manera significativa. Con estas medidas, las entidades pasan a integrar una comunidad bancaria global, la más grande del planeta, centrada en las finanzas sostenibles, compartiendo las mejoras prácticas. En definitiva, trabajar duro desde la organización para crecer unidos.

Leer artículo completo