Las Administraciones de Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco, en alianza con socios privados, promueven sendas iniciativas para acoger en su territorio una fábrica que suministre celdas (la unidad mínima) o battery packs (paquetes de celdas) a una o varias marcas.

En total hay 10 proyectos en diferente fase de desarrollo que aspiran a una parte de los 10.000 millones de euros en ayudas europeas que Pedro Sánchez ha prometido para el sector automoción hasta 2023.

Pero de momento el único que lidera un fabricante es el de Cataluña, donde Volkswagen ha persuadido al Gobierno central y a otras empresas de sumar fuerzas en un consorcio público-privado que suministre las celdas a los 500.000 eléctricos que prevé montar en la factoría de Seat en Martorell.

LEER MÁS