Un modelo más sostenible. Eso es lo que persigue Abanca ESG desde hace tiempo y por eso este mismo año presentó su Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024. Un modelo de actuación que sitúa la sostenibilidad en el centro de la toma de decisiones de la entidad bancaria. Avanza así en el compromiso con el progreso económico y social, el bienestar de las personas y la protección del medio ambiente, que ha mantenido desde sus orígenes, aunque reformulado para adaptarlo al contexto actual.

El plan de acción recoge la hoja de ruta y los objetivos generales marcados por el banco en este ámbito para los próximos años: apoyar la actividad económica sostenible, integrar en el modelo de gestión, de negocio y de riesgos los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y acompañar a sus clientes en la transición hacia la sostenibilidad.

El Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024 es un paso adelante en los compromisos adquiridos por Abanca ESG en los últimos años para alinear su estrategia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París, a raíz de su adhesión a las principales alianzas del sector.

Abanca se está adaptando al contexto actual, con la preocupación de hacerlo de la forma más rigurosa posible, en un proceso continuo de transformación como iniciativa estratégica a largo plazo. La entidad apuesta por el desarrollo progresivo de líneas de negocio verdes y sociales, a la par de que se especifiquen unos criterios de selección homogéneos y posibilidades de rentabilidad.

Leer artículo completo