Las agencias de inteligencia de Australia, Reino Unido y los EE. UU. publicaron un boletín conjunto que detalla las vulnerabilidades más explotadas en 2020 y 2021, demostrando una vez más cómo los threat actors pueden rápidamente convertir en armas los fallos publicados en su beneficio.

«Los actores continúan explotando vulnerabilidades de software conocidas públicamente, y a menudo anticuadas, contra un amplio conjunto de objetivos, incluidas las organizaciones del sector público y privado en todo el mundo«, señalaban la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad de EE. UU. (CISA), el Centro Australiano de Seguridad Cibernética (ACSC), el El Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido (NCSC) y la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI).

 

LEER MÁS