Google está avanzando con su objetivo de convertirse en libre de carbono para finales de 2030 después de realizar un acuerdo con AES Corp. para que le suministre energía renovable para alimentar sus centros de datos en Virginia.

El acuerdo recoge 500 megavatios de potencia derivada de energía solar, eólica, hidroeléctrica a pequeña escala, así como instalaciones de baterías y el suministro comenzará a finales de este año.

LEER MÁS