En un acto organizado por INTERPOL se ha elaborado un conjunto de directrices mundiales para los equipos de intervención inmediata que investigan un incidente delictivo en el que están implicados aviones no tripulados.

Los delincuentes utilizan cada vez más los drones y otras tecnologías para facilitar una serie de delitos, por ejemplo, mediante la vigilancia, el transporte de artículos ilícitos o intromisiones y problemas de seguridad en el espacio aéreo.

Las Directrices Forenses y de Respuesta a los Drones de INTERPOL, que se publicarán a principios de 2019, ofrecerán a la policía y a otros equipos de intervención inmediata procedimientos para tratar los casos en los que los drones formen parte de la investigación penal, desde el rastreo del uso de los dispositivos hasta la obtención de pruebas digitales.

Las directrices se desarrollaron durante un evento práctico de dos semanas (entre el 5 y el 16 de noviembre) en el que expertos en drones de seis países (Bulgaria, Líbano, Países Bajos, España, Reino Unido y Estados Unidos) probaron sobre el terreno más de 10 tipos diferentes de drones que se sabe que son utilizados por los delincuentes para comprender mejor sus características y limitaciones.

Durante la parte práctica se realizó una simulación de los pasos que los equipos de respuesta a estos incidentes debe realizar cuando se encuentren ante uno de estos incidentes. También, se desmantelaron los drones para la realización de un análisis forense de los mismos en el que obtener los datos esenciales para las investigaciones de las fuerzas del orden.

Al final del evento, se recopilaron los resultados para crear las directrices globales, que estarán disponibles en varios formatos dirigidos a diferentes usuarios, entre ellos:

  • Pautas de primera respuesta (básicas y avanzadas);
  • Formularios de Registro de Incidentes para los equipos de respuesta rápida no técnicos;
  • Diagramas de flujo y plantillas de notas de los examinadores forenses digitales;
  • Competencias básicas para los equipos de respuesta rápida y los equipos técnicos de respuesta rápida.

Además en dicha guía se incluye un detallado catálogo de los diez tipos diferentes de drones que son usados por los grupos criminales, analizando sus características y limitaciones de uso.