De los 1,8 billones de euros que tiene Amundi bajo gestión, el 44% (800.000 millones) son activos responsables, explica Elodie Laugel, su directora de inversión sostenible. La gestora acaba de presentar un plan ESG (acrónimo que alude a los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno) hasta 2025, que implica desinvertir en compañías que generan más del 30% de su actividad con gas y petróleo no convencional. También pretende que el 40% de sus fondos pasivos sean ESG. La entrevista se realizó días antes de presentar esta hoja de ruta.

Leer artículo completo