Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo PEGASO, han denunciado al propietario de un dron que sobrevoló el espacio aéreo controlado del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil.

La investigación se inició cuando los agentes del Equipo PEGASO, en colaboración con AENA y ENAIRE, detectaron vuelos no autorizados, de forma reiterada, de drones en el espacio aéreo cercano al aeropuerto madrileño.

Gracias a esta investigación se determinó que el operador carecía de la autorización necesaria para realizar dichos vuelos y no cumplía con los requisitos de identificación que deben de tener todas las aeronaves, por lo que, tras ser identificado, fue denunciado.

Ahora el operador se enfrenta, una sanción que puede alcanzar los 90.000 euros en caso de que se tratase de una operación recreativa y, en caso de que se tratase de un vuelo para operaciones especializadas, la cifra podría alcanzar los 250.000 euros.